El Reginaldo Giuliani en Santander
Por José Ángel del Río Pellón

Otro sumergible italiano que recaló en Santander fue el Reginaldo Giuliani, una unidad de la clase Liuzzi, botado en marzo de 1939 en los astilleros Cantieri Tosi de Taranto y de características similares a las del Torelli.

Fue atacado a las 10:38 horas del 1 de septiembre de 1942 por dos Sunderland australianos del 10.° escuadrón de la RAF y un Wellington del 304.º escuadrón polaco cuando regresaba de una exitosa patrulla en las Indias occidentales, en la que había hundido tres buques, con 16.103 TRB.

Sufrió graves averías, quedando al garete, con varios tanques perforados, hundido de proa, escorado a babor a consecuencia de una brecha abierto en esa banda y con una gran mancha de combustible alrededor. Tres de sus hombres habían perecido y otros diez habían caído por la borda, de los que dos fueron dados después como desaparecidos. Otros cuatro, incluido el comandante, resultaron gravemente heridos.

Sin embargo, consiguió alcanzar la costa española a la altura de Suances, y desde allí llegar al puerto de Santander a las 07:00 horas de la mañana del día 3 de septiembre.

El propio comandante de Marina de Santander decía en su informe, tras la inspección realizada, que estaba «sin instalación eléctrica, con los acumuladores averiados, sin aire comprimido ni carburante, sin gobierno y habiendo padecido fuertemente, parece milagroso haya podido llegar desde una distancia de 130 millas al norte de Santander».

[…]

2017-12-22T23:45:53+00:00