El Origen Mitológico de los Picos de Europa

HEMEROTECA / LEYENDAS

Horcados Rojos. Picos de Europa. Macizo Central. (J. Roblear / Flickr)

Hay leyendas populares que cuentan que los dioses hicieron estas montañas para que, desde ellas, los hombres vivieran en la abundancia, sin necesidad ni penalidad alguna. Y dotaron estas tierras de todas las riquezas necesarias para su mejor mantenimiento.

Dicen que por aquellos principios, mucho antes de los siglos de los siglos, estas tierras estaban rodeadas por aguas tranquilas y muy ricas. Había muchos lagos y lagunas y en sus tantos ríos, numerosos peces y aves; había en sus picos cavernas calientes para que el hombre viviera al abrigo de los muy numerosos animales que por entonces había y que también servían de alimento…

…pero según parece, ocurrió que aquellos hombres pecaron de soberbia y de pereza; cogieron, para su alimento, las presas más fáciles; los peces más pequeños, las plantas menos espinosas y blandas, las crías de los animales, los huevos de los nidos… Y como tanta abundancia y fertilidad empezara a desaparecer, los dioses quisieron dar un escarmiento a las poblaciones de estos montes: Hicieron bajar tanto y tanto las aguas como para que las tribus tuvieran que esforzarse mucho para conseguir con grave dificultad lo que antes era su alimento fácil. Así –pensaron los dioses– estos hombres aprenderán a respetar y conservar su propia riqueza….

Y fue de esta forma como nacieron estos Picos, orgullosos y amenazantes y los valles y los ríos que forman esta comarca, donde hoy toda la naturaleza –plantas , animales y hombres– están y estarán para siempre obligadas a mirar hacia arriba, “a los picos donde residen los dioses que envían la fertilidad que viene de las nieves y del sol…”.

Javier Mazorra

El cielo de Liébana (2000) | javier-mazorra.com/liebana.htm

2018-02-02T21:27:29+00:00 Actualizado: 15 de abril, 2017 @ 20:24 | CANTABRIA|